Antes de instalar Arch Linux

Arch Linux IconYa tenía ganas de escribir esta entrada. Cuando decidí probar Arch Linux, recuerdo que tuve que instalarlo varias veces hasta que conseguí configurarlo como quería. No fueron ni dos, ni tres, ni cuatro veces… os lo aseguro. Preparé un pendrive para la instalación y la cara que se me quedó cuando vi que todo había que escribirlo a mano debió ser un poema… ¿Cómo? ¿Ni un bienvenido? ¿Ni un escoja su idioma?

A decir verdad, la sensación fue parecida a cuando intenté aparcar Windows para pasarme a Ubuntu. Y si digo intenté es porque fue un intento, o varios en realidad hasta que definitivamente me encontré cómodo en Linux. Así que podría decirse que el shock que le produce a uno probar Linux cuando viene de Windows es parecido al que se tiene cuando se enfrenta a la instalación de Arch Linux por primera vez después de haber instalado casi cualquier otra distro con instalador gráfico.

Por supuesto nada es imposible y fallando y metiendo la pata se aprende. Yo aprendí a base de equivocarme y repetir, acierto y error, o más bien muchos errores y algún acierto. Y aun así me quedé con Arch Linux, sí. Me encanta decidir por mi mismo lo que quiero y lo que no quiero instalar en mi equipo. Quiero elegir un panel y no otro, la suite de oficina que me parezca y cambiar el gestor de archivos cuando me plazca. Lo cierto es que ahora casi hasta me molesta instalar otra distribución y que automáticamente se instale CUPS, por ejemplo, cuando no lo necesito, o cientos de librerías que jamás uso.

Me encanta poder instalar y desinstalar paquetes a mi gusto y que no pase nada. Sí sí, sin que pase nada. En Ubuntu o en Debian, es muy común que se rompan paquetes si metes mano demasiado sin tener cuidado. Jamás me ha pasado algo parecido en Arch. ¿Acaso no se rompen paquetes? La verdad es que empiezo a pensar que no… Conmigo al menos no, y eso que soy bastante “manocazo”.

Si no estás seguro de probar Arch Linux, aquí te dejo otra entrada con la que seguro que te convences.

http://www.aurumlinux.com/distros/deberias-usar-arch-linux-si/

Antes de instalar Arch Linux por primera vez en tu ordenador, te daré algunas advertencias que considero importantes:

  1. No sobrescribas tu distro actual. Esto es importantísimo. Si quisieras pasar de Ubuntu a Mint no te diría lo mismo, pero con Arch Linux la curva de aprendizaje es más inclinada que en otras distros. Por eso es que si quieres seguir siendo productivo con tu equipo, instala Arch Linux en otro disco duro, una máquina virtual u otro equipo y cuando ya domines su configuración ya pensarás en hacerla definitiva (o no).
  2. Espera a tener tiempo libre. En otras distros hay muchas cosas que ya vienen configuradas. En Arch la mayoría las has de configurar tú mismo y eso lleva tiempo. Y aun más si tienes que aprender por ser la primera vez.
  3. Prepárate para leer. Sí sí, para leer y probablemente para leer en inglés ya que la mayoría de la información sobre Arch está en inglés. A diferencia de en otras distros, no todo se puede aprender viendo sencillos videotutoriales en youtube. No te apures, la wiki de Arch es perfectamente comprensible.

Supongo que la mayoría de usuarios tuvieron más o menos la misma reacción al probar Arch viniendo de otras distros más “sencillas”. ¿Cuál fue tu reacción?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *